Lenguaje musical: ¿Qué es y cuál es su importancia?

Si pensamos en la música como medio de expresión artística podríamos preguntarnos si es algo que se puede realizar sin un conocimiento previo. La música como tal, está en todas partes. Cualquier persona puede expresarse musicalmente, mediante una canción, un baile o de cualquier otro modo, como puede ser tocando un instrumento, únicamente de oído.

Pero cuando queremos aprender de una manera formal las técnicas que acompañan a una buena interpretación instrumental, se hace imprescindible el aprendizaje del Lenguaje Musical.

Muchas personas se preguntarán: ¿por qué? ¿qué tiene que ver una cosa con la otra?

A esto hemos de contestar que todo lo que enseña se encuentra en las partituras, además de darle al estudiante una formación integral como músico. Se estudia los signos y términos con los que se representa visualmente la música, como un lenguaje con el que podemos interpretar una partitura de cualquier procedencia o estilo musical. A través de éste se plasma el ritmo, la melodía, la armonía y otros aspectos importantes de la composición musical.

Este lenguaje permite a los compositores dejar por escrito sus ideas musicales y sus sentimientos en forma de música. Además, podemos conocer la evolución de la música y la sociedad a través de la notación musical de las partituras.

El Lenguaje Musical es como el abecedario de la música, todos conocemos las notas Do, Re, Mi, Fa, Sol, La y Si, y seguramente nos suenan algunas figuras como blanca, negra o corchea. Es básico en el aprendizaje de nuestros alumnos puesto que es uno de los principales puntos de partida para aprender música. Nos ayuda a comprenderla, a leerla e interpretarla, a escribirla y crearla, pero, sobre todo, el lenguaje musical ayuda a trasmitirla fielmente a través del tiempo y compartirla con todos.

Existen 4 áreas bien diferenciadas que se asemejan al estudio de cualquier lenguaje:

Ritmo: es el área de lectura donde aprendemos las notas, figuras, sus duraciones… base importantísima para comenzar a tocar cualquier instrumento.

Entonación: se asemeja a la pronunciación de lo aprendido en la lectura. Cantamos las notas y vamos aprendiendo cómo suena los sonidos de la música. También sirve para entrenar al oído a escuchar correctamente las partituras.

Teoría: es la gramática de la música. Aprendemos los conceptos y términos básico para entender la música en su conjunto.

Dictado: es la aplicación de todos los conocimientos anteriores de forma escrita, por lo tanto, es la escritura musical y su aprendizaje. Con el dictado completamos el entrenamiento auditivo tan importante para cualquier intérprete de música a cualquier nivel.

No se puede pasar por alto esta formación, de ahí su gran importancia en los estudios musicales, como tampoco se debe estudiar de manera inconexa, porque todo debe estar relacionado para que el estudiante, mediante su comprensión llegue a su conocimiento y posterior aplicación.

Por eso, en nuestra escuela de música queremos ofrecer una formación musical integral y de calidad en la que dotamos a todos los alumnos las herramientas imprescindibles para comprender la música y adquirir la técnica necesaria para que puedan tocar un instrumento. Nuestro objetivo es que, tras la formación en lenguaje musical, los alumnos sean autónomos a la hora de leer partituras y así, aumentar su capacidad de mejorar en la práctica instrumental.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.